De-pareja-a-familia

¿Desestabilidad emocional?

Guía práctica para indagar en vuestra relación tras un nacimiento.

El puerperio o postparto se entiende como el período de tiempo comprendido desde que el útero expulsa la placenta hasta que el organismo femenino recupera su anatomía y funcionalidad, entre 6 y 8 semanas. Tradicionalmente se denomina a este espacio de tiempo “cuarentena“,definida según el Diccionario de la Real Academia como “Tiempo de 40 días, meses o años” y “Aislamiento preventivo a que se somete durante un período de tiempo, por razones sanitarias, a personas o animales”, entre otras acepciones. A mi entender, el postparto o puerperio comprende desde el nacimiento hasta los 3 años aproximadamente, donde el vínculo materno-infantil es muy fuerte.

Si sólo atendemos a la biología, esas 6 u 8 semanas suelen ser suficientes para recuperarse el cuerpo pero, ¿acaso somos sólo un cuerpo? ¿un parto sólo consiste en la separación física de dos individuos? ¿Qué hay del campo emocional? Cuando te dan el alta te explican los posibles cambios que hará tu cuerpo, los posibles fluidos que expulsará o las posibles grietas que aparecerán, pero no te explican los cambios emocionales por los que pasarás, los posibles sentimientos que aparecerán, los posibles desequilibrios en la pareja  o las inmensas ganas de llorar que te entrarán sin saber por qué.

¿Qué ocurre entonces?  A los días crees estar volviéndote loca, no entiendes por qué lloras si tendrías que estar sonriente por tener un bebé sano, te sientes agotada por la falta de sueño acumulado, puede que tengas pensamientos de rechazo a la cría, te sientes desesperada y hundida y no comprendes por qué te pasa todo esto. Y cuando se lo comentas a alguien de confianza te suelta un “eso es normal, ya se te pasará”. LLega un momento en el que no puedes sostener más esta situación y vas al médico. ¡Sorpresa! Te diagnostican depresión postparto, te recetan unas pastillas y te mandan a casa. Lo más sorprendente de todo es que  este diagnóstico está normalizado y cada año aumentan los casos según estadísticas. 

Consecuencia: una madre más desconectada de sí misma y más desconectada de su bebé.

Desde el nacimiento hasta los 6 años aproximadamente, madre-hij@ siguen emocionalmente fusionados

 

La madre primeriza, en su mayoría, se siente como entre dos mundos, perdida, dolorida, desinformada, incomprendida, en soledad. Se encuentra entre dos terrenos emocionales diferentes con un mismo origen, ya que su estado emocional se manifiesta tanto en su propio cuerpo como en el cuerpo del bebé, y el bebé siente como propio todo lo que siente su madre, sobre todo lo que ella no puede reconocer, lo olvidado en su sombra (aquellos aspectos que no nos gustan de nosotras mismas).

Si, una vez cubiertas las necesidades básicas del bebé: contacto, sueño, protección, cariño, alimento e higiene, éste sigue llorando, hay que buscar en la madre cuál de sus necesidades no está cubierta. Por ejemplo, un bebé que llora habitualmente por las noches, algunas preguntas a la madre serían: ¿qué situación estás pasando y no te permites llorar?, ¿qué crees que pasa si lloras y te expresas?, ¿cuánto tiempo pasáis en contacto directo?, ¿con qué te conectan sus llantos?. Las respuestas han sido diferentes en cada caso: ” mi marido trabaja de noches y yo me siento sola y desprotegida”, “tengo miedo de que mi bebé muera por asfixia mientras duerme”, “de niña me distraían con cualquier cosa y no me permitían llorar”, “no quiero mostrarme vulnerable ante los demás y contarle mis problemas”, etc.

 Las respuestas residen en el interior de cada madre y de cada clan familiar.

“El problema para las madres recientes es aprender a sumergirnos simultáneamente en la inmensidad de nuestro campo emocional para luego emerger al mundo concreto (trabajo, dinero, preocupaciones cotidianas) y regresar una vez más al ritmo susurrante del bebé, en una danza para la que no tenemos entrenamiento. Mundo racional y mundo sutil. Mujer emprendedora y madre paciente. Acción y espera. Decisión y leche. El puerperio puede ser enloquecedor o puede ser una bendición. Depende si estamos dispuestas a sumergirnos en las aguas de nuestro yo desconocido y si buscamos sostén para la travesía”

        Laura Gutman

 

¿Te sientes angustiada,insegura y en soledad?
¿Sientes que no te comprenden ni te apoyan?

Con el programa “PUERPERIO EQUILIBRADO” conseguirás:

 

 *Conectar con tus necesidades básicas y aprender a satisfacerlas. Saber diferenciar entre necesidades reales y peticiones desplazadas es muy importante en este momento de máxima fusión madre-bebé.

 *Cómo  aumentar tu energía vital

 *Cómo gestionar la incorporación al trabajo sin que la separación sea dolorosa. Herramientas prácticas para el día a día.

 *Aminorar las “noches en vela”. Descubre qué motivos se esconden bajo sus llantos nocturnos.

 *Revisar los acuerdos de pareja y entender por qué ahora os enfadáis más o estáis menos de acuerdo.

 *¿Dónde se fue la líbido?  Te explico de manera sencilla  cómo actúa la biología de tu cuerpo en esta etapa y por qué las mujeres se vuelven “más ariscas o reacias”  en el plano sexual.

 *Transformar la vivencia de tu parto. Esto no hace que cambie el escenario de tu alumbramiento,pero sí los sentimientos y emociones volcados en él y que aún puede que arrastres.

 *Encontrar creencias bloqueantes que te impiden disfrutar de esta experiencia. Buscamos en tu árbol genealógico programas heredados sobre la maternidad.

 

¿Cómo sería un puerperio agradable para tí?

Te cuento un poco cómo fue esta etapa para mí y cómo la viví.

Si has leído el programa “embarazo coherente”, sabrás que viví el embarazo,parto y puerperio en Senegal (África). Los primeros días me ayudaron en casa dos amigas. Una no tenía hijos y sus preguntas eran “¿qué necesitas?, ¿en qué te puedo ayudar?”.  Recuerdo contestarle con vergüenza y timidez pues no quería molestarla o que pensara que me aprovechaba de ella. No estaba acostumbrada a esa ayuda tan desinteresada  ofrecida desde el amor auténtico. Inconscientemente,no me creía merecedora de ese amor (creencia que se magnificó tras el parto). Mi amiga me dijo: ¡Cris,déjate de chorradas y dime qué necesitas que  para eso estoy aquí contigo a 5.000km de mi casa! (Eternamente agradecida Laura). La otra amiga y vecina, que sí tenía una hija, en su buen hacer y con sus mejores intenciones me daba consejos de cómo debía ponerla,vestirla,bañarla,darle el pecho,cuánto rato debía dormir o comer,…Un día no pude reprimir más mi resentir y rompí en llanto mientras le decía: “te agradezco de corazón que estés aquí conmigo y que desees ayudarme como madre primeriza. Sé que lo haces con tus mejores intenciones y por el aprecio y cariño que nos tenemos, pero yo no me siento cómoda ni tranquila cuando escucho cómo debo hacer con mi hija. Prefiero sentirme y escucharme para conectar  más con mi instinto de mamífera y darle a mi cachorra  lo que realmente necesita.Estoy segura de que sé hacerlo y me creo capaz de ello (ya me lo tenía trabajado de antes). Si tengo alguna duda, serás la primera a quien preguntaré pero, por favor, no me digas más cómo o qué debo hacer o no hacer con mi bebé”. A partir de ahí, fluyó enormemente la organización en el hogar. (Gracias por tu ayuda Khady).

 En mi caso, donde más desequilibrio y explosión hubo fue en la pareja. A partir de ahí, se desencadenaron varias situaciones difíciles que no contaré por mantener la privacidad de su historia personal. 

Lo que sí puedo contar es que, a pesar de los desacuerdos en la pareja, de sentirme sola y no acompañada, me sentía conectada a mi hija. Los conocimientos que ya había adquirido hasta entonces y el trabajo personal realizado, me ayudaron  a mantener  la calma y observar lo más objetivamente posible la salud y cambios del bebé en lugar de preocuparme y “ponerme en lo peor”. En esta etapa también me ayudó  a través del skype una amiga que fue madre 3 meses antes que yo. (Gracias Elena por tu presencia en la distancia).

Es posible transitar un postparto donde tus emociones y sentimientos estén más equilibrados, donde seas capaz de escuchar tus propias necesidades y las del bebé, donde tus preocupaciones por la salud disminuyan y la relación con tu pareja mejore.

 

¿Te gustaría compartir esta etapa conmigo?

Antes de continuar me gustaría recordarte que soy madre y que dedico gran parte de mi tiempo a criar y acompañar a mi pequeña, además de estar en continua formación. Por esto, mi jornada laboral es reducida y la agenda la suelo tener ajustada.

Este Programa conlleva implicación, tiempo de calidad, atención plena y un gran compromiso por mi parte. Es por esto que sólo trabajo con personas que estén  dispuestas y comprometidas al 100% con ellas y con su causa.

Más abajo te explico mi procedimiento de trabajo, pero antes te invito a que leas con atención si es o no para tí este                   PROGRAMA “PUERPERIO EQUILIBRADO”.

 

Este programa es para tí si:

  • Estás dispuesta a indagar en tu interior.
  • Pasas "noches en vela" y no sabes qué más hacer.
  • Estás decidida a coger las riendas de tu vida y establecerte como prioridad realizando los cambios oportunos.
  • Has leído muchos libros y revistas sobre maternidad pero no consigues llevarlo a la práctica.
  • Has vivido un parto difícil y aún tienes cicatrices emocionales.
  • Estás dispuesta a contemplar que existe otra manera de criar/maternar diferente a la que aprendiste de tus padres/abuel@s.
  • En la relación de pareja hay más distanciamiento o desacuerdos desde la llegada del bebé.
  • Te sientes perdida, confundida, agobiada, sola o incomprendida.

Este programa NO es para tí si:

  • Esperas que tu pareja cambie o se de cuenta de tus necesidades o las del bebé.(La fusión es materno-infantil)
  • No te vas a comprometer conmigo y contigo misma para integrar los nuevos conocimientos que aprenderás.
  • Crees que lo que te ocurre en la vida no tiene nada que ver contigo y todo es cuestión de suerte o azar.
  • No estás dispuesta a invertir tiempo de calidad en tí cada día.
  • Eres una persona que se rinde a la primera de cambio.
  • No quieres modificar algunos aspectos de tu vida.
  • No estás preparada para invertir tiempo, energía y dinero en alcanzar tu objetivo.
  • Buscas una doula, una psicóloga perinatal o una enfermera.

Me gustaría  tener la oportunidad de acompañarte, guiarte y ayudarte en tu puerperio para que tu bebé y tú viváis esta etapa lo más tranquila y amorosamente posible en familia.

Si llegada a este punto resuenas con la  información que has leído y algo dentro de tí te dice que soy la persona con la que deseas compartir, sigue estos  pasos:

Rellena el formulario

Con el botón del formulario que encontrarás más abajo, podremos valorar mejor si soy la persona idónea para tu situación, y viceversa.

Es importante que tus respuestas sean sinceras y reales. No voy a compartir esta información con nadie más.

Esta información me permitirá saber de tí y de tu situación actual.

El programa consta de 5 sesiones virtuales o presenciales (Córdoba) y una duración de 5 meses.

Sesión gratuita

Una vez recibido y leído tu formulario, me pondré en contacto contigo personalmente y te daré toda la información por escrito acerca del Programa Puerperio Equilibrado sin ningún tipo de compromiso
Ten en cuenta que estoy en plena crianza y que es posible que reciba bastantes formularios, por eso te pido un poco de paciencia si tardo unos días en contestarte.

Si lo deseas,programaremos una sesión gratuita de 20 minutos por videoconferencia o llamada telefónica para conocernos mejor y saber más detalles de tu motivo de consulta.

¡Comenzamos!

Si finalmente decidimos compartir juntas esta etapa, te enviaré un correo con los requisitos necesarios para regular el servicio.

Mientras dure el Programa, te acompañaré virtualmente a través del correo electrónico. Podrás preguntarme dudas, comentarme tus progresos o, simplemente, desahogarte.

Devenir madre no es sólo una cuestión física de dos cuerpos que se separan. Hay algo más grandioso e invisible que os mantiene unidos emocional y energéticamente.

Te felicito por elegirte PRIORITARIA en tu vida.

Toda la información que me compartas en el formulario es 100% confidencial.

La sesión gratuita es optativa y no te compromete a nada.

Gracias por tu tiempo y confianza.

Un abrazo.